Blasón o Escudo de Armas del Reino de España
Blasón o Escudo de Armas del Reino de España
Blasón o Escudo de Armas Tradicionalista con las Flores de Lis, ampliamente usadas por los Carlistas como símbolo del Legitimismo Monárquico.
Blasón o Escudo de Armas Tradicionalista con las Flores de Lis, ampliamente usadas por los Carlistas como símbolo del Legitimismo Monárquico.
Cruz de Borgoña, Bandera de los Tercios de Flandes, fué utilizada desde 1935 por la Comunión Tradicionalista como emblema del Requeté,
Cruz de Borgoña, Bandera de los Tercios de Flandes, fué utilizada desde 1935 por la Comunión Tradicionalista como emblema del Requeté,
Variante del Blasón o Escudo de Armas vigente durante el periodo de la Restauración en el que se incorporó el Sagrado Corazón de Jesús. Este escudo fue muy utilizado por el Carlismo durante la Guerra Civil Española y sus años inmediatamente posteriores.
Variante del Blasón o Escudo de Armas vigente durante el periodo de la Restauración en el que se incorporó el Sagrado Corazón de Jesús. Este escudo fue muy utilizado por el Carlismo durante la Guerra Civil Española y sus años inmediatamente posteriores.
Blasón o Escudo de Armas establecido en 1942 por Javier I de Borbón como símbolo de la causa carlista y la Familia Real, incorporando en un escusón el Corazón Inmaculado de María.
Blasón o Escudo de Armas establecido en 1942 por Javier I de Borbón como símbolo de la causa carlista y la Familia Real, incorporando en un escusón el Corazón Inmaculado de María.
Emblema del Partido Carlista.
Emblema del Partido Carlista.

Cronología de los Pretendientes Carlistas al Reino de España:

Realeza de España: Reino de EspañaCorona Unificada de CastillaCorona Unificada de AragónReino de CastillaReino de AragónReino de NavarraReino de LeónReino de PamplonaReino de Galicia

Línea directa (1833-1936):

Regencia, (1936-1952):

Al extinguirse la dinastía original como consecuencia del fallecimiento sin descendencia de Alfonso Carlos de Borbón-Anjou en 1936, el Carlismo se enfrentó a un difícil problema sucesorio al que se venían perfilando diferentes soluciones desde 1931.

Regencia: Línea Borbón-Parma.

De acuerdo con el auto acordado de 1713, los derechos hubieran correspondido al exiliado Alfonso XIII, “el Africano”, al ser descendiente designado de Francisco de Paula de Borbón-Anjou, hermano menor de Carlos María Isidro de Borbón-Anjou, pero habría “traicionado” los Principios Tradicionalistas, y sobre todo, se habían levantado en armas contra Carlos VII, por ello el 23 de enero se designó a su sobrino Francisco Javier de Borbón-Parma como regente para establecer un príncipe que aceptara los principios del tradicionalismo.

El 20 de mayo de 1952 el pleno del Consejo Nacional de la Comunión Tradicionalista determinarían que la sucesión correspondía precisamente al propio Francisco Javier de Borbón-Parma, consiguiendo la reincorporación progresiva a la Comunión Tradicionalista de la mayor parte de los CarloctavistasSivatistas, seguidamente explicados.

Regencia: Línea Borbón-Parma. Corriente Carloctavista.

El pretendiente Jaime Pío de Borbón-Anjou, Jaime III, había carecido de descendencia masculina, aunque sí tuvo una hermana mayor, Blanca de Borbón-Anjou, casada con el Príncipe de Toscana, Leopoldo Salvador de Habsburgo. Desde principios de la década de 1930, su hijo Carlos Pío de Habsburgo fue señalado como posible sucesor por parte del llamado Núcleo de la Lealtad, una corriente formada por antiguos Jaimistas afines al periódico “El Cruzado Español”, que se caracterizó tanto por su negativa a cualquier tipo de aproximación a la dinastía alfonsina, como por sus enfrentamientos con los antiguos Mellistas e Integristas.

En una asamblea celebrada en Zaragoza, en mayo de 1935, este sector proclamaría a Carlos Pío como heredero de Alfonso Carlos.

En 1943, Carlos Pío reclamó la sucesión de la dinastía carlista en un manifiesto. Sus seguidores, conocidos como Carloctavistas u Octavistas destacaron por su colaboración con el régimen de Francisco Franco desde el principio, separándose de la Comunión Tradicionalista javierista para constituir su propio partido político, que llamaron Comunión Católico-Monárquica o Comunión Carlista. La nueva organización tuvo presencia en casi toda España, aunque su principal fuerza se encontraba en Cataluña.

Rechazaban a la rama de Borbón-Parma por su vinculación con Francia, y a las demás ramas de la Familia Real española por su adhesión a la monarquía alfonsina durante el periodo de la Restauración. A partir del fallecimiento de Carlos Pío en 1953, esta corriente entró en decadencia y de hecho hacia 1962 la mayor parte de los antiguos Carloctavistas ya habían reconocido como Rey a Javier de Borbón-Parma.

Regencia: Línea Borbón-Parma. Corriente Sivatista.

En 1949Mauricio de Sivatte fue destituido como Jefe Regional del carlismo catalán como consecuencia de sus enfrentamientos con Fal Conde. Sin embargo la Junta Regional no aceptó esta decisión en función del “Pase Foral” y empezó a funcionar de manera independiente de la Comunión Tradicionalista, aunque al principio seguía reconociendo a Francisco Javier de Borbón-Parma como Príncipe Regente en un plano meramente formal.

La ruptura total se produciría de manera pública cuando en 1958 fue proclamada la Regencia Nacional y Carlista de Estella (RENACE). Esta escisión logró arrastrar a la gran mayoría de los carlistas catalanes, pero sin embargo tuvo muy poca repercusión en el resto de España.

En 1964 la mayor parte de sus partidarios se desvincularon de la RENACE y acabaron reconociendo a la familia Borbón-Parma como la continuadora de la dinastía carlista.

Regencia: Línea Borbón-Parma. División del Carlismo. Partido Carlista.

La época de la regencia coincidió con la unificación al Movimiento Nacional, lo que debilitó al carlismo y su escisión en grupos enfrentados. Entre 1970-1972, en los Congresos del Pueblo Carlista, se produjo la renovación ideológica hacia el socialismo autogestionario del sector liderado por Carlos Hugo de Borbón-Parma, lo que provocaría una nueva escisión.

En 1971 el sector liderado por Carlos Hugo de Borbón-Parma cambió la denominación de Comunión Tradicionalista por la de Partido Carlista, asumiendo la presidencia del nuevo partido el mismo Carlos Hugo hasta 1979.

En 1975 Javier de Borbón-Parma, con su salud muy deteriorada debido al accidente que había sufrido en 1972, abdicó de sus derechos a favor de su hijo Carlos Hugo, lo que ratificaría la escisión.

ImagenNombrePretendiente desdePretendiente hastaCarlos Hugo de Borbón-Parma y Bourbon-Busset
como Carlos Hugo I1120 de abril de 197518 de agosto de 2010Carlos Javier de Borbón-Parma y Orange-Nassau
como Carlos Javier I18 de agosto de 2010

«« Volver a Reinos de Europa del Sur

Realeza de España: Reino de EspañaCorona Unificada de CastillaCorona Unificada de AragónReino de CastillaReino de AragónReino de NavarraReino de LeónReino de PamplonaReino de Galicia

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *