Estudio Genealógico de la Casa Ducal de Parma y Plasencia (Piacenza)

Semilla:

Pedro Luís de Farnesio Ruffini, (I Duque de Parma y Plasencia).

Casa Solar:

Parma, Parma, Emilia Romaña, Italia.

Plasencia (Piacenza), Plasencia, Emilia Romaña, Italia.

Blasones:

Escudo de la Ciudad de Parma, Parma, Emilia Romaña, Italia
Escudo de la Ciudad de Parma, Parma, Emilia Romaña, Italia
Escudo de la Ciudad de Plasencia (Piacenza), Plasencia, Emilia Romaña, Italia
Escudo de la Ciudad de Plasencia (Piacenza), Plasencia, Emilia Romaña, Italia
Escudo de Armas del Ducado de Parma y Plasencia (Piacenza), Casa Borbón-Parma
Escudo de Armas del Ducado de Parma y Plasencia (Piacenza), Casa Borbón-Parma

Antecedentes:

El Ducado de Parma fue un pequeño Estado Italiano existente entre 1545 y 1802, y otra vez entre 1814 y 1859.

El Duque de Parma era también Duque de Plasencia, excepto durante los primeros años del gobierno de Octavio Farnesio (15491556) y durante el tiempo de los Duques Napoleónicos de Parma y Plasencia, cuando ambos ducados fueron establecidos como estados separados gobernados por dos individuos distintos. El duque de Parma por lo general también mantenía el título de Duque de Guastalla desde 1735 (cuando el Sacro Emperador Romano Carlos VI lo tomó de Mantua) hasta 1847 (cuando el territorio fue cedido a Módena), excepto durante el tiempo de los Duques Napoleónicos, cuando la hermana de Napoleón, Paulina, era la Duquesa de Guastalla.

Duques de Parma (desde 1545)

Casa de Farnesio:

Tras el asesinato de Pedro Luís por los parmesanos en una conjura, Carlos I de España, “el Emperador” o “el César”, ocupó militarmente el Ducado delegando su gobierno en Ferrante Gonzaga.

Por la intermediación del papa Julio III, Carlos I de España restituyó el ducado en 1552 a favor Octavio, hijo de Pedro Luís.

Al morir Antonio sin descendencia masculina, según lo dispuesto en el Tratado de Londres de 1718 y en el Tratado de Viena de 1725, habría de sucederle la descendencia de Isabel de Farnesio, esposa de Felipe V de España, “el animoso”, por lo que el Ducado pasó a la Casa de Borbón.

Casa de Borbón:

Carlos renunció al Ducado a cambio del Reino de las Dos Sicilias, según lo establecido en el Tratado de Viena de 1738, por lo que Parma y Plasencia pasaron a manos de la Casa de Habsburgo.

Casa de Habsburgo:

Por el Tratado de Aquisgrán de 1748, Maria Teresa cedió el Ducado a Felipe I de España, tercer hijo del Rey Felipe V de España, “el animoso” , e Isabel de Farnesio.

Casa de Borbón-Parma:

Por los Tratados de San Ildefonso de 1800 y el de Aranjuez de 1801 el Ducado pasó al Primer Imperio Francés,

Ocupación Napoleónica:

  • Primer Imperio Francés, (1802-1808).

El Ducado fue dividido en tres pequeños principados que conformaban el departamento francés de Taro.
Estos duques no gobernaron de facto en ni en Parma, ni en Plasencia ni en Guastalla, sino que fueron del tipo honorario y hereditario Duché Grand-fief.

Parma pasó a manos de:

  • Jean-Jacques Régis de Cambacérès, XIV Duque de Parma, (1808-1814).
  • Charles-François Lebrun, XIV Duque de Plasencia, (1808-1814).

Al ser Napoleón desterrado en Santa Elena, en el Congreso de Viena, le asignaron de modo vitalicio la administración de los Ducados italianos de Parma, Plasencia y Guastalla a su esposa, María Luisa, Emperatriz de los Franceses.

Casa de Habsburgo-Lorena:

Si bien el Tratado de Fontainebleau de 1814 reconocía a su hijo Napoleón II el derecho a la sucesión de Parma y Plasencia, este derecho se le retiró según lo dispuesto en el Congreso de Viena de 1817, volviendo así el Ducado a manos de la Casa de Borbón-Parma.

Casa de Borbón-Parma:

Tras la Unificación de Italia, el Ducado de Parma fue anexionado al Reino de Italia.

Anexión al Reino de Italia. Duques Nominales:

Mediante el referéndum de 1947, Italia se convirtió en República, y quedaron abolidos los títulos nobiliarios.

República de Italia. Pretendientes a Duque de Parma:

«« Volver a Reinos de Europa del Sur

Realeza de Italia: Corona Unificada de ItaliaDucado de Parma y Plasencia (Piacenza)

Únete a la conversación

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *