Estudio Genealógico de la Casa Marquesal / Ducal de La Alcudia

Semilla:

Manuel Francisco Domingo de Godoy Álvarez de Faria, (I Marqués de La Alcudia).

Casa Solar:

Encomienda de La Alcudia, Ciudad Real, Castilla-La Mancha, España.

Blasones:

Escudo de armas del Ducado de La Alcudia
Escudo de armas del Ducado de La Alcudia

Antecedentes:

El Ducado de la Alcudia es un título nobiliario español, de Castilla, con Grandeza de España de primera clase. Fue creado por el Rey Carlos IV de España, mediante Real Decreto del 10 de junio de 1792 y Real Despacho del 4 de julio de 1793 siguiente, en favor de Manuel de Godoy Álvarez de Faria, Marqués de la Alcudia, Generalísimo de los Reales Ejércitos, Primer Ministro de la Monarquía, etc., Caballero de las Órdenes del Toisón de Oro y Santiago, Bailío de la de San Juan y Gran Cruz de la de Carlos III.

Esta merced se creó por elevación a ducado del Marquesado de la Alcudia, que el mismo rey había otorgado a Godoy con dicha grandeza y con el Vizcondado previo de Alto Castillo mediante Real Decreto del 21 de abril de 1792 y Real Despacho del 6 de junio de 1792. La grandeza creada con el título de Marqués quedó subrogada en el de duque.

Después Godoy recibió los títulos de Príncipe de la Paz (1795), Duque de Sueca (1804), y Barón de Mascalbó (1806), creados también por Carlos IV.

En 1808, a raíz del Motín de Aranjuez, fue depuesto de sus cargos por el Rey Fernando VII, quien ordenó la confiscación de sus bienes y suprimió las mercedes que le había concedido su padre. Pero al final de su vida, en 1847, todas le fueron rehabilitadas por la Reina Isabel II, a excepción del Principado de la Paz, que se consideró contrario a la tradición nobiliaria española.

Obtuvo así mismo el título portugués de Conde de Evoramonte (1797, merced de la reina María I), y el Pontificio de Príncipe de Bassano, que le otorgó el papa Pío VIII durante su largo exilio romano tras adquirir el feudo de Bassano di Sutri, situado entre Roma y Viterbo.

Por derecho de su primera mujer fue Conde de Chinchón, con grandeza, y Conde de Boadilla del Monte. Y por la segunda, Conde de Castillo Fiel. Y era además Señor de La Albufera, Albalá, La Serena y El Soto de Roma, estados que obtuvo por compra o permuta con la Corona.

La denominación de este ducado hacía referencia a la Encomienda de la Alcudia o Valle de Alcudia, extenso estado que Carlos IV donó a Godoy en el mismo acto de crearle Marqués. Había pertenecido durante siglos a la Orden de Calatrava, hasta que dicho rey, como administrador perpetuo del maestrazgo, lo adquirió de la Orden mediante precio a fin de donarlo su favorito. La principal población de estas tierras era la villa de Almodóvar del Campo (ciudad desde 1879), que dio denominación al Ducado de Almodóvar del Campo, creado en 1807 por el mismo rey con carácter vitalicio en favor de Diego Godoy Álvarez de Faria, hermano del Príncipe de la Paz. En 1808 el Rey Fernando VII ordenó la confiscación del estado de La Alcudia junto con los demás bienes y títulos otorgados a Godoy, pasando sus dehesas a ser administradas por la Superintendencia de las Minas de Almadén.

Aunque no es un Título de Primogénitos, sino de Sucesión Regular, desde mediados del siglo XX el Ducado de La Alcudia suele usarse como título de espera por los primogénitos de la Casa de Sueca.

Marqueses de La Alcudia (1792-1792)

«« Volver a Marquesados de España

Duques de La Alcudia (1792-)

«« Volver a Ducados de España

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *