Estudio Genealógico de la Casa Señorial / Condal / Ducal de Liria (Llíria) y Jérica (Xérica)

Semilla:

Jacobo Fitz-James Stuart Churchill, (I Duke of Berwick. I Duc de Fitz-James, I Duque de Liria y Jérica (Xérica), I Earl of Tinmouth, I Baron of Bosworth‏‎).

Casa Solar:

Villa de Liria (Llíria), Valencia, Comunidad Valenciana, España.

Villa de Jérica (Xérica), Castellón, Comunidad Valenciana, España.

Blasones:

Escudo de la Villa de Liria (Llíria)
Escudo de la Villa de Liria (Llíria)
Escudo de la Villa de Jérica (Xérica)
Escudo de la Villa de Jérica (Xérica)

Antecedentes:

Liria (Llíria):

Jaime I tomó la ciudad en 1238, donándola al infante Fernando, integrando la villa como Realengo.

Posteriormente tuvo varios señoríos, como los de
Jaume I de Xérica, María Fernández en 1293, el infante Juan desde 1337 y el del infante Raimundo Berenguer desde 1339. El último Señor sería el infante Martí.

Durante las guerras de la Unión, Liria tomó partido del rey.

En la guerra entre los dos Pedros fue conquistada por el castellano Pedro I el Cruel en 1363. En junio de 1364, Pedro el Ceremonioso se propuso recuperarla.

Terminada la Guerra de Sucesión, el rey Felipe V creó el Ducado de Liria para concederlo al Duque de Berwick, como premmio por su victoria en Almansa.

El primer duque, Jacobo Fitz-James Stuart, era hijo de Jacobo II, Rey de Inglaterra, quien le había nombrado duque de Berwick y Virrey de Irlanda. Fue mariscal de Francia y capitán general de España durante la guerra de Sucesión. El tercer duque de Liria, Jacobo Felipe Fitz-James Stuart y Silva, casó con María Teresa de Silva y Haro, duquesa de Alba. A partir de este momento, el título de duque de Liria, pasa a manos de la Casa de Alba, estando en posesión en la actualidad por Carlos Fitz-James Stuart y Martínez de Irujo.

Jérica (Xérica):

El 5 de febrero de 1235 Jérica fue conquistada por las tropas cristianas al mando del sacristán gerundense Guillem de Montgrí, aunque la población musulmana no fue expulsada, pasando a ser realengo de la Corona de Aragón.

En el año 1249 se otorgó a la villa la Carta Puebla para poblar los lugares de Jérica.

En 1255 el rey Jaume I donó la villa y sus términos a Teresa Gil de Vidaure, quién en 1237 también recibió la villa de Alcublas.

El 29 de noviembre de 1255, Jaume I otorgó en Calatayud el privilegio para que el Camino Real que baja de Aragón a Valencia pasase por Jérica, abandonando la antigua vía.

Los reales privilegios se sucedieron y el Rey concedió potro en el año 1261 por el que se amplió el término del Castillo y Villa de Jérica (Xérica).

En 1272, Jaume I d’Aragó hizo donación en testamento del castillo y villa a su hijo Jaume I de Xérica (no confundir con su medio hermano Jaume II de Mallorca), quién accedió de un modo efectivo al señorío en el año 1284, y a quien dos años después el rey Alfonso III confirmó el privilegio de franqueza de la villa. Tras su muerte heredó a su hijo Jaume II de Xérica.

Siendo señor de la villa Jaime III de Jérica (Xérica) (hijo de Jaume II) y por provisión del rey Alfonso IV de Aragón, se mandó la fortificación de la villa por medio de la muralla de media villa, señalándose ya que esta muralla existía anteriormente.

Tras la muerte de Jaume III sin descendencia, pasó a manos de su hermano Pere II de Jérica, quién a su vez testó en el año 1361 a favor de sus hijos Juan Alfons y Beatriu, quedando como heredero del señorío Juan Alfons. En estos momentos la guerra entre los reyes de Aragón y Castilla se recrudeció, y en el año 1363 el ejército castellano entró en la villa haciéndose fuerte en el castillo y la iglesia.

Juan Alfons murió en 1369, siendo el último señor de la villa al no dejar herederos varones. La villa fue entonces devuelta como realengo a Pedro IV el Ceremonioso, quien en el año 1372 decidió elevar la villa a Condado y dar su investidura a Martí “el Humano”, en feudo y bajo pacto de volver a la Corona, al casar éste con María de Luna, Señora de Segorbe.

Esta enésima reincorporación de Jérica a la Corona duró poco tiempo, pues en 1417 Alfonso V la donó en señorío a su hermano Juan.

El señorío de nuevo duró pocos años y en 1431 el infante Juan lo vendió de manera ilegal a Francisco Zarzuela, hasta que en el año 1479 las conversaciones de los jericanos con el rey Fernando el Católico reincorporaron de nuevo la villa a la Corona.

En el año 1537, Carlos I de España donó el Señorío al Duque de Calabria, quien a su muerte, lo donó a los monjes del Monasterio de San Miguel de los Reyes de Valencia. Se produjo entonces un litigio entre los gobernadores de la villa y el entonces emperador Carlos I, al que se le solicitó de nuevo la incorporación al dominio real, no siendo hasta el año 1564, durante el gobierno de Felipe I, que Jérica fue ya plenamente incorporada al dominio real.

En 1565 abandonó el Fuero de Aragón, mediante el cual habían sido pobladas, y adoptó el de Valencia, ostentando desde entonces escudo propio.

Terminada la Guerra de Sucesión, el rey Felipe V, para premiar los servicios del Duque de Berwick, vencedor en Almansa, creó para él el Ducado de Liria (Llíria) y Jérica (Xérica).

El primer duque, Jacobo Fitz-James Stuart, era hijo de Jacobo II de Inglaterra y su amante Arabella Churchill‏‎. Su padre le había nombrado Duque de Berwick (Duke of Berwick), Conde de Tinmouth (Earl of Tinmouth), Barón de Bosworth (Baron of Bosworth) y Virrey de Irlanda. También se le concedió en Francia los títulos de Mariscal y Duque de Fitz-James (Duc de Fitz-James), y en España se le acabó nombrando Capitán General durante la guerra de Sucesión.

El tercer duque casó con María Teresa de Silva Álvarez de Toledo, XI Duquesa de Alba de Tormes, sin sucesión masculina, por lo que el título pasó a integrarse a la Casa de Alba de Tormes.

Duques de Liria (Llíria) y Jérica (Xérica):

«« Volver a Ducados de España

«« Volver a Vizcondados de España

«« Volver a Baronías de España

Nobleza de España: DucadosMarquesadosCondadosVizcondadosBaroníasSeñoríos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *