Declaración de Responsabilidades y Deberes Humanos (DRDH). UNESCO, con el apoyo de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, 1998. (Español).

Preámbulo1. Disposiciones Generales2. El Derecho a la Vida y a la Seguridad Humana3. La Seguridad Humana y un Orden Internacional Equitativo4. Participación Significativa en los Asuntos Públicos5. Libertad de Opinión, de Expresión, de Reunión, de Asociación y de Religión6. El Derecho a la Integridad Personal y Física7. Igualdad8. Protección de las Minorías y de los Pueblos Indígenas9. Derechos de los Niños y de los Ancianos10. Trabajo, Calidad de Vida y Nivel de Vida11. Educación, Artes y Cultura12. Derecho a los Recursos

«« Volver a Transcripciones Universales

CAPÍTULO 4 – Participación Significativa en los Asuntos Públicos.

Artículo 16 – El deber y la responsabilidad de conseguir una participación significativa en los asuntos públicos.

  1. Los miembros de la comunidad mundial tienen obligaciones y responsabilidades colectivas e individuales de tomar las medidas apropiadas para respetar, promover y asegurar el derecho de las personas a una participación significativa en el gobierno local, nacional y mundial y de asegurarse de que la autoridad del gobierno se base en la voluntad del pueblo y en el imperio de la ley.
  2. Los estados tienen la obligación y la responsabilidad primordiales de tomar medidas para asegurar el derecho a una participación significativa en el gobierno, tales medidas deben incluir: a) asegurarse del derecho de los ciudadanos a votar en elecciones periódicas genuinas y libres, de carácter local y nacional, basadas en el sufragio universal e igual y en un voto secreto. En especial, los estados tienen la obligación de asegurarse de que haya igualdad de condiciones para todos los partidos políticos, antes de las elecciones y durante las elecciones, de que haya controles adecuados sobre la financiación de las campañas políticas, de manera que se pueda impedir una influencia indebida por parte del sector público o del privado o cualesquiera otros grupos de intereses, que los votantes no estén sometidos a la intimidación ni al hostigamiento y que haya recursos adecuados y efectivos para cualesquiera reclamaciones referentes al carácter libre y justo de las elecciones. Cuando resulte necesario los estados deben establecer comisiones electorales independientes encargadas de la función de asegurar el carácter libre y correcto de las elecciones; b) asegurar un acceso igual a la función pública, a la información y unos medios de comunicación libres e independientes; c) Cuando resulte posible y apropiado fomentar una participación activa por parte de la sociedad civil en el gobierno.
  3. Las organizaciones intergubernamentales competentes y las organizaciones no gubernamentales pertinentes tienen una obligación, respetando plenamente el principio de la soberanía del estado, de promover y ayudar al desarrollo de un gobierno con la participación de todos los niveles de la sociedad. En especial debieran colaborar con los estados para asegurarse de que la elecciones sean libres, correctas y transparentes y debieran promover una participación activa por parte de la sociedad civil en todos los niveles del gobierno.
  4. Las personas individuales tienen la obligación de participar en los asuntos públicos.

Preámbulo1. Disposiciones Generales2. El Derecho a la Vida y a la Seguridad Humana3. La Seguridad Humana y un Orden Internacional Equitativo4. Participación Significativa en los Asuntos Públicos5. Libertad de Opinión, de Expresión, de Reunión, de Asociación y de Religión6. El Derecho a la Integridad Personal y Física7. Igualdad8. Protección de las Minorías y de los Pueblos Indígenas9. Derechos de los Niños y de los Ancianos10. Trabajo, Calidad de Vida y Nivel de Vida11. Educación, Artes y Cultura12. Derecho a los Recursos

«« Volver a Transcripciones Universales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *