El Púrpura Real, Púrpura de Tiro o Púrpura Imperial, es un tinte que los antiguos Fenicios extraían de las glándulas branquiales de unos moluscos llamados Murex Brandaris y Murex Trunculus.

Conchas de Murex
Conchas de Murex

Este color era tan apreciado en la antigüedad que su valor llegó a superar el del oro, por lo que sólo podían permitirse el lujo de teñir sus vestiduras con este púrpura los Emperadores, Reyes y Grandes Sacerdotes.

Encontramos su origen en las ciudades de Tiro y Sidón (las actuales Sur y Saida) en el Líbano. Incluso en la actualidad se puede observar en el paisaje capas de varios metros de altura con restos de conchas de estos moluscos, debido a la producción del tinte durante centurias.

Proceso de Creación

Para crear el tinte es necesario conseguir la mucosidad sin color que segrega el molusco, que se extraía rompiendo las conchas bien de forma manual o con prensas. El extracto era un líquido turbio y de color amarillento en el que se sumergían las telas. Posteriormente se secaban al sol, y el color amarillo sucio iba transformándose paulatinamente en verde, azul, y finalmente el apreciado y vivo color púrpura.

Creación del Púrpura de Tiro o Púrpura Imperial
Creación del Púrpura de Tiro o Púrpura Imperial

Durabilidad

Al conseguirse esta coloración por exposición del tinte a luz, este color quedaba estable y no se degradaba con el paso del tiempo. Tal era su durabilidad que, cuando Alejandro Magno regresó de la campaña de Persia encontró entre su botín telas griegas de color púrpura que habían conservado todo su color y lustre imperturbable durante más dos siglos.

Esta perdurabilidad llevó a emperadores como Constantino a elegir este color para sus Mortaja Mortuoria.

Emperador Bizantino Justiniano I, vestido con el Púrpura de Tiro. Mosaico de la Basílica de San Vitale, Ravenna, Italia.
Emperador Bizantino Justiniano I, vestido con el Púrpura de Tiro. Mosaico de la Basílica de San Vitale, Ravenna, Italia.

Su Valor: Alto Coste de Producción y Secreto sobre su Proceso de Elaboración

El auténtico púrpura tirio de doble tinte era especialmente valioso debido a su alto coste de producción y, era tal su importancia, que los fenicios guardaron el secreto de su elaboración durante muchos siglos. El tono del púrpura dependía de otras sustancias que los tintoreros añadían, pero sobre todo de las variedades de moluscos escogidos.

Según Eva Heller, para teñir un manto real se empleaban 3 millones de moluscos. En la antigua Roma el teñido de 1 kg de hilo costaba 20 veces más que el tejido más caro del momento. “En el siglo III –dice Philip Ballmedio kilogramo de lana teñida de púrpura valía tres veces más que los ingresos anuales de un panadero”.

Fragmento del Sudario con el que fue enterrado el Emperador Carlomagno en el año 814. Es de Oro y Púrpura Tiria de Constantinopla.
Fragmento del Sudario con el que fue enterrado el Emperador Carlomagno en el año 814. Es de Oro y Púrpura Tiria de Constantinopla.

El Púrpura Imperial en la Actualidad

En la actualidad es posible conseguir el tinte original gracias a la casa Kremer-Pigmente, que produce tintes históricos según las antiguas recetas, o los importa de sus países de origen. Entre su lista de tintes figura el púrpura de molusco cuyo importe es de más de 2.500€ por gramo, que da para muy poco.

Publicado por Geneallity

Geneallity. Pasión por la Genealogía. https://geneallity.com es un espacio de intercambio de información genealógica, con el objetivo primero de facilitar el contacto inter-personal. Geneallity, Tendiendo caminos entre Geneólogos !

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *